Paraguas japonés de papel

paraguas japonés

Si por gran fortuna acabas viviendo en Japón, seras un gran gran defensor de los paraguas. La mayoría de la gente odia los días nublados y lluviosos. Les deprime mirar arriba y ver un montón de nueves tapando el cielo. Ay… ¡Esta gente no sabe lo que se pierde!. Esperar el día apropiado para utilizar el típico paraguas de Japón (al tradicional se le llama wagasa) debe ser todo un acontecimiento para los apasionados y soñadores.

Los maestros artesanos los pensaban y diseñaban desde cero. Que si cultivar el bambú, fabricar el papel, cortar, limar, medir, montar, conseguir la flexión y la consistencia adecuada para que fuese impermeable… Aquellos talleres sombríos y misteriosos debían ser como magia.

Lista para comprar paraguas de Japón

Como es el auténtico paraguas japonés

Si quieres sentirte una auténtica geisha necesitas un paraguas de Japón. Casi seguro que has visto en alguna función, restaurante, parque temático o alguna obra de teatro donde aparezcan estas enigmáticas japonesas. Y si tienes buen ojo, te habrás fijado en las sombrillas que utilizan parar sus bailes centenarios. Un elemento muy recurrido en este tipo de espectáculo.

Otro de los motivos que por los que recurren a estos parasoles, es precisamente para eso, para parar el Sol. Uno de los enemigos principales de destrozar con su preciso maquillaje. Es fácil ver a las geishas utilizar estos paraguas japoneses en sus bailes y protegiéndose del Sol.

Su forma redondeada y los motivos florales que los acompañan te transportarán a la parte más profunda del país nipón.  Al contrario que en occidente, allí se toman muy enserio el conservar la fabricación tradicional.

Yo siempre he visto a los japoneses, como personas que rinde culto a la perfección, el saber hacer, y la elegancia. El mejorar algo con la constancia y el esfuerzo. Ponen todo su empeño en cada detalle por insignificante que pueda parecer hasta convertirlo en un elemento perfecto.

La sombrilla japonesa nunca pasa de moda

Su diseño es totalmente atemporal. No han variado prácticamente nada desde la época Edo, uno de los periodos más longevos de Japón. Aunque esto no significa que sean los únicos tipos de paraguas que existen…

Es sabido que en Japón, lo que se dice agua, no falta. No andan nada cortos la verdad. Llueve tanto que incluso es gratis en muchas partes del país (De ahí que en las series de dibujos y películas sean tan populares los balnearios, y los enormes baños en casa).

Esto a provocado que por todos lados surjan pequeños detalles relacionados con los paraguas… Como por ejemplo bolsas de plástico (Como las que vienen en las baguettes) en la entrada de algunos negocios, donde educadamente te muestran una forma de no llenar de agua la tienda.

También hay estanterías para apoyar el paraguas y dejarlo reposar en la entrada de restaurante y hoteles. Incluso algunos soportes anulares en las butacas de cine o autobús.

Y cierto que no es sorprendente que en al entrada de una tienda haya un método para este cometido, por que en España de toda la vida hemos visto cubos metalicos alargados o papeleras que los dueños del kiosko por ejemplo, sacan los días  de lluvia.. Lo curioso es que allí, sucede todo el año.

Tipos de paraguas que puedes encontrar en Japón

Gracias a la globalización hace décadas que han adoptado los típicos paraguas de tela con unos cuantos pliegues. Pero como es costumbre para ellos, han conseguido implementar algunas modificaciones para hacerlos mas… atrayentes. Como era de esperar puedes encontrar auténticos paraguas estrambóticos.

  • Papel y bambú: Son los tradicionales de la cultura japonesa. Los auténticos están hechos a mano paso a paso, desde la fabricación de las varillas, al papel que los recubre. Caros, pero elegantes a más no poder.
  • Plástico: Muy demandado por los jóvenes. Los adultos los prefieren transparentes, y los niños con dibujos de animales, flores o sus personajes favoritos. Permite ver mejor la calle, y además para los bohemios de la vida, son todo un disfrute. Permite ver como el agua cae y se desliza sobre ti.
  • Lona: Los más normales de la lista. Clásicos a morir y algo aburridos. Eso si, cumplen su misión y te mantienen seco.
  • De bolsillo: Uno de los ploblemas de los paraguas es precisamente su tamaño. Algo engorrosos si tienes que pasar mucho tiempo fuera de tu vivienda, en la escuela, o con amigos de fiesta. Así que pueden extensibles para reducir el espacio que ocupan.
  • Con luces: Llevan por dentro, en el mástil, o por fuera, unas tiras de bombillas LED de bajo consumo que se encargan de iluminar la calle a tu paso.
  • Otros paraguas: Algunos cubren casi todo el cuerpo como una autentica pantalla estanca (llegan prácticamente a las rodillas). Otros están rellenos de líquido o purpurina, famosos entre los más pequeños del hogar.

Los distintos modelos de paraguas (Nuevos diseños)

Últimamente el mercado se a ampliado bastante más. No quieren quedarse atrás en cuando a actualidad se refiere. Lo que a provocado que nuevos materiales sean incorporados a los ya pintorescos complementos. Como fibra de carbono, lonas, plásticos, etc.

Si no quieres llevar el clásico y aburrido paraguas de lona que te regalan en el banco al domiciliar la nomina, ya estás tardando. Un complemento cada vez más de moda en Internet y más usado por bloggers y actores sobre la alfombra roja. Consigue un estilo propio gracias a los paraguas de Japón.

Además de paraguas japoneses, en nuestra tienda también tenemos: