Allá por el verano de 2001, conocimos una de las series de comedia romántica y más frescas de la última década. El titulo de esta serie ya tiene su gracia, «fruits basket», es un juego parecido al de «las sillas». O sea, un grupo de personas caminan al rededor de unas sillas hasta que alguien ordena que se sienten. Quien no consiga sentarse queda fuera del juego.

A primera vista no es evidente por que su autora, Natsuki Takaya, escogió este titulo para el manga. Pero como se centra en las relaciones de una chica y un montón de chicos guapos, el título ya empieza a tener cada vez mas sentido.

Los animales que se transforman en hombres

Fruits Basket, un (en apariencia) típico manga para chicas juvenil, sin trascendencia ni mayores pretensiones, al más puro estilo Mermelade Boy. Además adoptan la forma de un cuento de hadas con cierto parecido a narraciones como la de Ricitos de oro, o la de Blancanieves y los siete enanitos.

Tooru Honda es una chica de 15 años cuya madre murió hace relativamente poco en un accidente de coche. Tooru, sola en el mundo, sin recursos, sin un hogar donde vivir y con una depresión de caballo, comienza a vivir en el bosque. Y por si no fuera poco, en una andrajosa tienda de campaña, y ocultándoselo a todo el mundo.

manga fruits basket TOORU YUKI SHIGURE KYOU

Un día Tooru, perdida en el bosque, acaba encontrando una casa en apariencia deshabitada. Pero en realidad es el hogar de tres hermanos huérfanos, Shigure Souma (el mayor), y Kyou y Yuky (que son de edad parecida y se llevan a matar). Uno de ellos, por si fuera poco, es uno de los chicos más populares del instituto. Y aunque en un principio Tooru consigue ocultarles dónde vive, acaban averiguándolo.

Los chicos son unos incomprendidos, aunque buenos tipos. Ante la miserable vida de Tooru, Yuky propone a la joven que se quede a vivir con ellos con la única condición de que haga las tareas del hogar. Ella accede, aunque poco después y para su sorpresa, descubre que los componentes de la familia están malditos. Cuando los toca una persona del sexo opuesto se transforman en animales del Horóscopo Chino.

Un anime de toda la vida pero con mas enredos de lo habitual

fruits basket tooru yuki shigure kyou
Como el manga tuvo tanto éxito, se decidió crear una estupenda serie de televisión de 26 episodios. Los responsables de la serie, (el Studio Deen) han sabido hacer una animación efectiva y muy bien resuelta. No existen prácticamente altibajos en toda la serie, el diseño de personajes es magnífico y los colores están muy bien dados.
Además, el guión de la serie da pie a todo tipo de equívocos, transformaciones y peleas entre los protagonistas. Se llevan como el perro y el gato, o mejor dicho, como el ratón y el gato. Una serie fresca, divertida, fácil de ver, y con toques de humor que te provocará más de una carcajada. Anime de toda la vida. Recomendada 100%.
Otras cosas que te pueden interesar: