Farolillo japonés de papel

farolillos japoneses

Hay quien las llama lámparas tipo sushi, pero lo justo seria llamarlas linternas japonesas. Y es que el farolillo japonés lleva varios siglos entre nosotros, y en un primer momento se usaban con velas para alumbrar las calles, jardines señoriales o templos sintoistas.

Pocas cosas pueden ser tan molonas como alumbrar la puerta de tu casa al estilo de Japón. Decora cualquier parte del jardín o incluso tu negocio con una luz y un color únicos. Deja que el resto de la gente siga siendo aburrida, tu eres una persona mucho más original, por eso estás en el sitio adecuado.

Unos farolillos de celulosa la mar de resultones y eficaces. Con que coloques uno o dos en algún rincón poco vistoso, ya habrás decorado de por sí el espacio tan soso que había antes. Demuestra tu aptitud y carisma a la hora de crear una bonita decoración.

Lista donde comprar un farolillo japonés

Iluminación de farolillos con estilo oriental

Todo lo asiático está de moda, y la iluminación no podía ser menos. Dale a tu hogar un aire místico y apacible con un farolillo japonés. Igual que en las películas del Studio Ghibli. ¿Recuerdas a los padres de Chihiro sentados en el restaurante rodeados de lámparas de papel?.

Hablamos de unos faroles construidos en papel. Por lo menos en un primer momento… Hoy en día la industria ha evolucionado un poco, y aunque siguen siendo de papel, han añadido ciertas características que mejoran a sus predecesores.

Farolillo japonés de papel tradicional

Como por ejemplo una fina capa plástica que protege de la lluvia o la humedad ambiente el papel. También se han cambiado las viejas velas o lámparas de aceite, por sistemas eléctricos y leds de alta eficiencia energética.

Además nuestras lámparas japonesas son plegables, por lo que almacenarlas o transportarlas será muy sencillo.  Y más si pretendes decorar el jardín de un amigo para celebrar algún acontecimiento especial, como un cumpleaños, una boda o una fiesta temática.

Además de farolillos rojos, en nuestra tienda también tenemos: